Cayo Coco un paraíso en Cuba

Unos días en un auténtico paraíso nunca son mal recibidos, ¿verdad? Pues nosotros lo encontramos en Cayo Coco, en la provincia de Ciego de Ávila, Cuba.

Llegamos en vuelo directo desde la Habana, ya que Cayo Coco dispone de aeropuerto.

¡Las vistas desde el avión de los cayos son espectaculares¡

Vista aérea Cayos

Cayo Coco es una de las islas más grandes de Cuba y está unida a Cuba a través de un pedraplén de 17 km de largo.

Al llegar a Cayo Coco una inmensa playa de fina arena blanca, una playa infinita con agua de color turquesa y densa vegetación es nuestro destino para los próximos días. Descansar, disfrutar del snorkel y de una de las mayores barreras coralinas del mundo nos esperan.

Cayo Coco

Cayo Coco playa

Playa cayo Coco

Millones de peces tropicales, corales de múltiples colores y ¡enormes estrellas de mar¡ bien gordotas y de tono intenso bajo unas aguas cristalinas, hacen de este lugar un paraíso sin igual.

Snorkel Cayo Coco

En la misma provincia de Ciego de Ávila está la población de Morón.

Llegamos en jeep, lo que nos permite disfrutar de la belleza del entorno y tranquilidad del camino.

La ciudad de Morón, como en otras partes de Cuba, nos vuelve a mostrar tradicionales oficios ya perdidos o difíciles de encontrar en España. ¿Quién no se acuerda del afiladoooorrr? Yo tengo leves recuerdos de mi infancia cuando lo oía gritar por las calles del pueblo y salía la gente mayor a afilar sus antiguos cuchillos. Pues aquí en Morón todavía puedes revivir ese momento.

Afilador en Morón

Morón

Hoy nos vamos a sentir como unos auténticos cubanos o más bien como unos turistas a los que les van a enseñar un rancho cubano y a los que van a entretener. Almuerzo en el rancho acompañado de un paseo en carruaje de caballos y hasta la posibilidad de montar un toro. Pero no, no pienses que es un miura. Yo y mi fobia a los toros, no me hubiese permitido acercarme a tremenda criatura, aun así no me atrevía a montarlo.

Rancho

La relación con los cocodrilos es diferente. Años atrás en Egipto tuvimos la oportunidad de coger por primera vez uno de estos reptiles y aunque te impone algo de respeto, por si no lo agarras bien, la sensación de su piel fresca y seca sobre tu mano es toda una sorpresa.

Cayo Coco granja cocodrilos

Flamencos, corales, estrellas de mar, snorkel, hamaca, sol y mojitos por doquier, creo que se puede sobrellevar para disfrutar unos días en Cayo Coco sin sufrir mucho. ¿No crees?

Valora este contenido
No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. Si necesita saber cómo eliminar cookies puede informarse aquí. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar